martes, 15 de diciembre de 2009

Elogio a las palomas de ciudad


Son las damnificadas del progreso.
Si les miras las patas, verás que casi siempre
les faltan varios dedos
o son meros muñones que caminan
Aguantan con aplomo
su tópica condición de bestias líricas
Caminan meneando la cabeza
en un titac nervioso
que traiciona honda inseguridad
Para soportar la miserable abundancia
la explosión implosiva de Madrid o Sevilla
hace falta ser rata, postciudadano moderno
o resignada y mutilada paloma de ciudad...
Jorge Riechman (Baila con un extranjero)
.

3 comentarios:

  1. cerca de mi casa hay una invasión de palomas!

    ResponderEliminar
  2. me cargan las palomas, desde que una me cago un helado D:

    ResponderEliminar

Escúpeme aquí